12 de abril de 2016

Agudización de la crisis: más despidos y más represión


Pese a las continuadas mentiras del aparato de propaganda del Régimen, los hechos reales indican la agudización de una crisis capitalista sin visos de salida.

La deuda pública, aquella que se generó fundamentalmente por el rescate bancario, el enorme y consentido fraude fiscal de grandes empresas y fortunas, es ya del 100% del PIB. El déficit público aumenta a pesar de los sangrantes recortes en salarios, puestos de trabajo y derechos en la administración pública. Las reservas de las pensiones se agotan debido a su uso indebido para otros menesteres y a un galopante déficit de la Seguridad Social provocado esencialmente por las continuas y progresivas exenciones de cuotas a las empresas y ello a pesar de tremendas reducciones de las prestaciones sociales y subsidios.

Este agravamiento de la crisis se traduce en un empeoramiento, en algunos casos insoportable, de las condiciones de vida de los trabajadores, especialmente de los desempleados.

Al calor de las últimas reformas laborales, se multiplican los despidos colectivos y los ERTES, como los casos recientes del despido del 80% (245 trabajadores) de la plantilla de CEMUSA inmediatamente después de ser adquirida esta por la multinacional JCDecaux o el anuncio por parte del Banco Santander del cierre de 450 oficinas en España. Más desempleo, menos salario, más precariedad, más desatención, menos derechos sociales y menos y peores servicios públicos, esas son algunas de las consecuencias del agravamiento de la Crisis Capitalista.

Pero también hay otra consecuencia: El recrudecimiento de la represión contra los elementos más avanzados de la Clase Obrera, como el reciente encarcelamiento del compañero Andrés Bódalo, dictado por un tribunal del Régimen por participar en legítimas protestas jornaleras o el escandaloso proceso y encarcelamiento de Alfón por ser parte de un piquete de huelga y víctima de un grotesco y burdo montaje policial. Por no hablar de los cientos de procesamientos de trabajadores por ejercer su derecho legítimo a la huelga.

Conforme la Crisis Capitalista se profundiza, se recrudece la represión contra los trabajadores por parte de la Dictadura del Capital.

El Comité Federal de la FSC se solidariza  con los compañeros despedidos así como con los detenidos y encarcelados y de nuevo hace un llamamiento a la Unidad de la Clase Obrera, a su Organización en el ámbito estatal, a la Solidaridad y a la Lucha.

¡Viva la Lucha de la Clase Obrera!

¡Unidos somos Fuertes, Organizados Invencibles!

A 11 de Abril de 2016

Comité Federal de la FSC.


No hay comentarios: