6 de julio de 2010

Metro: La Comunidad de Madrid incumple sus normas


¿Sabe usted lo que es un convenio colectivo? Es un acuerdo entre los representantes de los trabajadores de una empresa o sector y los empresarios de esa empresa o sector, para regular las condiciones laborales. Son ambas partes las que se ponen de acuerdo y redactan un texto, que a partir de ese momento tiene fuerza de ley para ellas, Precisamente por ello es usual decir desde la doctrina jurídica del Derecho Laboral que el convenio colectivo “tiene alma de ley y cuerpo de contrato”. Amabas partes contratan algo que va a tener la fuerza legal de un norma jurídica para ellas.

El Estado no sólo admite los convenios colectivos. Se presupone que un marco democrático de relaciones laborales debe permitir, y aún promocionar, la negociación colectiva (es decir, que las partes negocien y lleguen a acuerdos, llamados convenios).

Por ello, dicha negociación colectiva se conforma como un derecho fundamental de los ciudadanos (artículo 37 de la Constitución), que protege, al tiempo, la fuerza vinculante
de dichos convenios.

Un convenio colectivo, por tanto, tiene fuerza de ley entre las partes firmantes del mismo. No hay motivos para su incumplimiento (salvo los expresamente pactados en el propio convenio, caso que no se da en el del Metro de Madrid) y, de hecho, la huelga realizada por los trabajadores para intentar contravenir lo que diga el convenio durante su vigencia se convierte, en nuestro Derecho, en ilegal.

Por supuesto, si hay una huelga ilegal, el Ministerio del Interior enviará a la policía para evitarlo y los medios de comunicación montarán un escándalo.

Pero la pregunta es: ¿por qué no ha sucedido lo mismo cuando Doña Esperanza Aguirre, con total publicidad y a plena luz del día, ha decidido incumplir el convenio colectivo de Metro de Madrid, aplicando a sus trabajadores una rebaja salarial que no tiene su origen en un Decreto estatal que no la ordena? ¿Dónde estaban entonces los subordinados de Rubalcaba, los voceros de la COPE o todos esos que le calientan a usted la cabeza con lo “malvados” e “insolidarios” que son los trabajadores del Metro? (insolidarios, por cierto, por reclamar el cumplimiento de las normas legales) ¿Es que las normas se hacen cumplir o no dependiendo de quien las incumpla? ¿Hay un

Derecho distinto para cada clase social? Juzgue usted mismo.
La Comunidad de Madrid está incumpliendo una norma jurídica que ella misma pactó. Con total y rotunda claridad.

Y es por ello que la ciudadanía debe apoyar de manera clara y rotunda a los trabajadores del Metro: están luchando por nuestra legalidad democrática, por la fuerza vinculante de las normas jurídicas que defienden a los débiles, por la posibilidad de hacer efectivos los derechos fundamentales.

Están luchando por todos nosotros.

José Luis Carretero Miramar.

No hay comentarios: