24 de mayo de 2010

Don Alfonso Gallardo, empresario extremeño de pro


Don Alfonso Gallardo pasó de ser un simple chatarrero a ser propietario del mayor grupo empresarial extremeño. Monopolizando grandes subvenciones que la Junta de Extremadura concedió alegremente, a costa de negárselas a otros pequeños empresarios, consiguió extender su grupo empresarial desde su Jerez de los Caballeros natal hasta la lejana Alemania.

Contó en esta labor con la inestimable ayuda de su sobrino Don Francisco Fuentes Gallardo, casado con la Delegada del Gobierno en Extremadura y portavoz de la comisión ejecutiva del P.S.O.E., después de abandonar por obsoleto el uniforme azul de la Falange.

En plena crisis económica, a primeros del florido mayo, este antaño empresario del año extremeño, que ha forjado un imperio económico extremeño gracias a generosas subvenciones de sus paisanos extremeños (en 1999 recibió el 74% de las subvenciones que Sofiex destinó a todas las empresas extremeñas. En el año 2003 recibió el 40% del presupuesto del Plan de Electrificación Rural de la Junta de Extremadura, en el año 2004 recibió el 85%. y en el 2005 recibió el 100%), plantea un E.R.E. extintivo para 237 obreros, después de que en los últimos 3 años haya despedido a otros 500 obreros de su grupo empresarial, aludiendo que existe un problema de ventas de acero corrugado para la construcción. Y...¿de dónde plantea este empresario extremeño prescindir de estos obreros? No va a ser de las factorías de Getafe o Azpeitia. No. Va a ser de la extremeña de Jerez de los Caballeros, alegando mala situación de la factoría extremeña con respecto a las otras.

Después de que la actividad de la factoría extremeña, construida con las imprescindibles ayudas y subvenciones extremeñas, consiguiera extender al grupo empresarial extremeño allende a nuestras fronteras patrias...Cuando hay problemas, van a ser los trabajadores extremeños los encargados de sufrir las consecuencias. Todo apunta a que los motivos reales de esta decisión es que aquí en Jerez de los Caballeros somos menos reivindicativos que en Getafe y en Azpeitia.

En el regateo sindical que sigue a la propuesta del E.R.E., el comité de empresa se muestra dispuesto incluso a aceptar un E.R.E. temporal rotatorio, cuando lo que debieran hacer es exigir a la Administración la intervención pública de la siderurgia para garantizar los puestos de trabajo y nacionalizar esta empresa extremeña, como planteamos desde la C.S.U.-Extemadura hacer con los sectores económicos estratégicos, aunque diga la Consejera de Igualdad y Empleo extremeña que esto es anacrónico. ¿Tan anacrónico es que revierta al pueblo extremeño las empresas que surgieron gracias a su esfuerzo laboral y fiscal?

Los últimos rumores que corren por Jerez de los Caballeros apuntan a la publicación empresarial de la lista de los 237 obreros afectados por el E.R.E. extintivo, antes de la previsible convocatoria de huelga en la factoría atendiendo a la antigua divisa de “Divide y vencerás”. De tal manera que los obreros no afectados no secundarían la huelga “porque no los afecta y pueden caer en la lista negra”, y los afectados “para quedar bien y ver si te quitan de la lista negra”. Nada que ver con la situación que se plantearía en Getafe o Azpeitia. Resumiendo, somos extremeños y así nos va.

No hay comentarios: