8 de marzo de 2010

Clase Obrera de Grecia: Un ejemplo a seguir


KKE - KNE

Tanto las manifestaciones masivas organizadas por las fuerzas clasistas en la tarde del jueves en 62 ciudades, como la huelga de 24 horas organizada por el PAME el viernes 5 de marzo fueron un gran éxito.

La inmediata movilización de las fuerzas clasistas ha supuesto una fuerte respuesta al anuncio de nuevas medidas reaccionarias que imponen severos recortes y lanzan un amplio ataque contra los ingresos del pueblo.

Las fuerzas clasistas desvelaron el esfuerzo coordinado del gobierno socialdemócrata y los liberalse de ND, los nacionalistas de LAOS, los oportunistas de SYN/SYRIZA y las direcciones de la GSEE y ADEDY, que tratan de ocultar el hecho de que las nuevas medidas suponen el resultado de la estrategia del capital, que son permanentes y que afectan a todo el pueblo trabajador.

Decenas de miles de manifestantes inundaron el centro de Atenas y decenas de ciudades para protestar por los recortes en los salarios y las pensiones, el recorte del 30% en las pagas extras de Navidad y Semana Santa y los complementos de vacaciones, el drástico aumento de los impuestos en todas las categorías de productos y servicios y especialmente en los productos de consumo público.

Con el anuncio de las medidas, las federaciones y sindicatos reunidas en el PAME convocaron una huelga para el viernes 5 de marzo. Al mismo tiempo, bajo la presión de la inmediata respuesta del PAME convocando la huelga de 24 horas, las direcciones pactistas de GSEE y ADEDY convocaron paros de 3 y 4 horas. Así, demostraban en la práctica que buscan el fin del espíritu militante del pueblo trabajador. Mencionaremos que la dirección amarilla de ADEY había convocado inicialmente una huelga para el 16 de marzo a pesar de que la votación de las medidas antipopulares era el viernes 5 de marzo.

El llamamiento del PAME a una huelga de 24 horas tuvo un gran impacto. Las federaciones clasistas, las uniones regionales y los sindicatos de empresa jugaron un papel dirigente en la organización de la huelga. Es de señalar que las direcciones de los sindicatos de trabajadores del transporte público de Atenas, que tradicionalmente siguen la línea y las formas de lucha de GSEE y ADEDY se vieron obligadas a convocar una huelga de 24 horas que paralizó el transporte en la capital. Lo mismo ocurrió con una serie de sindicatos de empersa que no están adscritos al PAME. El sindicalismo amarillo fue nuevamente aislado. En los momentos críticos, las masas de trabajadores confiaron en las fuerzas clasistas del PAME para organizar la lucha.

Desde el amanecer del viernes, las fuerzas clasistas organizaron líneas de piquetes en los barrios y en los centros de trabajo, permitiendo a los trabajadores ir a la huelga, desafiar la intimidación de los patrones y participar masivamente en la huelga.

El gobierno socialdemócrata, apoyado por el partido de extrema derecha LAOS, aprobó las medidas mientras decenas de miles de huelguistas de las filas del PAME rodeaban el edificio del Parlamento.

El grupo parlamentario del KKE abandonó la discusión en el parlamento al considerar que no había lugar a la discusión de leyes tan hostiles para la clase obrera.

La Secretaria General del KKE, Aleka Papariga, saludó la manifestación de los huelguistas y explicó la posición del KKE, subrayando que: "Ahora mismo no vale la pena discutir una ley que es claramente en perjuicio de los intereses de los trabajadores y constituye el preludio de nuevas medidas. (...) En esta fase todo lo que se discute en el parlamento es malo para la clase obrera y por ello luchamos antes de que la propuesta se discuta aquí. Cuando se discute en el parlamento, hay una mayoría que votará a favor. (...) Así, hoy, no es suficiente votar "no" a la ley, porque esto sería relativamente fácil y ocurre cuando el descontento popular crece y así se puede manipular a la gente. Lo que importa es lo que significa el "sí", lo que pides y cómo lo defiendes. Eso es lo que importa hoy. (...) Hay una consigna que siempre será válida: el pueblo, los trabajadores, los empleados públicos, el pueblo trabajador, deben preocuparse por este asunto, tomar las riendas; tanto si están como ahora en la oposición, como mañana siendo clase en el poder."

Una nueva respuesta militante tendrá lugar inmediatamente, el lunes, mediante masivas manifestaciones organizadas por PAME y la Federación de Mujeres Griegas con motivo del Día Internacional de las Mujeres. Tras los recientes hechos, estas manifestaciones adquieren un nuevo contenido. Al mismo tiempo, el PAME organiza una nueva huelga a nivel nacional para el jueves 11 de marzo.

No hay comentarios: