1 de febrero de 2010

Banqueros: ladrones.

LAB


Los responsables de la crisis siguen engordando sus cuentas.

Ya son conocidos los beneficios del BBVA del pasado año 2009, nada más ni menos que 5.260 millones de euros de beneficios (casi un billón de las antiguas pesetas); mientras el número de parados y paradas aumenta también de forma exponencial y ellos, los responsables de la crisis siguen engordando sus cuentas. La banca, en este caso el BBVA una vez más alardeara de beneficios, nada parece importarle la crisis y sus graves consecuencias.

Continúan obteniendo beneficios mientras, por otro lado, los Gobiernos de turno no dudan en “ayudar” al sistema financiero.

Por eso de la desvergüenza de estos banqueros insaciables tampoco puede quedar al margen la irresponsabilidad de esos políticos que dedican importantes cantidades de dinero público para ayudarles en lugar de ayudar a los trabajadores y trabajadoras, quienes están sufriendo, de verdad, las consecuencias de esta crisis y que están pagando en sus propias carnes, con paro, EREs, grandes dificultades, etc. esta situación.

Este año tampoco puede pasar desapercibida la “jubilación” del ya famoso ex consejero, Goirigolzarri, todo un escándalo que al Gobierno parece no preocuparle ni quiere poner límites; para colmo, Patxi López lo ficha como “asesor”.

Mientras todo esto ocurre este Banco continúa con su desmantelamiento en Euskal Herria, la destrucción de muchísimos puestos de trabajo (el año pasado 5.251) y la subcontratación de servicios bancarios para empeorar las condiciones de la clase trabajadora y deslocalizar el empleo.

Desde LAB no sólo estamos obligados a denunciar este escándalo y a quienes se vanaglorian, aplauden o lo justifican, queremos llamar la atención de quienes colaboran con la Patronal para justificar todas sus actuaciones.

No podemos pasar por alto la complicidad de algunos sindicatos que no dudan en firmarle todo lo que la Dirección del Banco les presente, como recientemente han hecho con la ruptura de la jornada continua general, obligando a trabajar una tarde a la semana a la plantilla, y han aprobado la total flexibilidad para el 80% de la plantilla (Directores y Comerciales) que no es otra cosa que la legalización de las horas extraordinarias que ni se cotizan -lo que es un fraude a la Seguridad Social y a toda la ciudadanía- ni se pagan.

Tampoco podemos pasar por alto el último estudio elaborado por el Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa que demuestra cómo el BBVA ha aumentado el volumen del negocio gestionado en paraísos fiscales, ligado lógicamente al fraude. Dicho negocio ascendía a la friolera cantidad de 12.628 millones de euros, mientras que los Gobiernos miraban para otro lado.

Estamos convencidos de que sólo con un cambio de modelo económico y social vamos a poder darle la vuelta a esta situación de crisis tan grave y que tantos perjuicios acarrea a la clase trabajadora. Mientras los de siempre, como acaban de demostrar con estos beneficios, continúan obteniendo y alardeando de sus inmensos beneficios.

Es hora de tomar las medidas oportunas para repartir la riqueza.

No hay comentarios: