13 de mayo de 2009

El papel esquirol de CCOO-UGT en Euskal Herria


Curiosamente años después de tanto viaje a la nada, los sindicatos amaestrados del estado, mantiene comportamientos, de los viejos sindicatos fascistas españoles.

Baserrigorri

Ni ha de ser motivo de sorpresa ni por eso no debe ser dejado de comentar y recalcar. Una vez más, han actuado a golpe de silbato y los sindicatos reformistas españoles no han faltado a su cita con la traición a la clase obrera y a los sectores populares.

De nuevo y ya son decenas tanto UGT como CCOO han desempañado a la perfección el papel que les reserva el estado, el de bomberos de cualquier movilización y el de esquiroles de todo tipo de huelgas que lleva adelante la clase obrera.

Son viejos conocidos por los trabajadores de Euskal Herria, por su activismo a favor del capitalismo y por su reiterada puñalada en la espalda a las masas populares y trabajadores, estos dos centinelas de los pactos de la Moncloa, siempre estarán atentos a la defensa de los intereses del estado en Euskal Herria.

Basta con echar un poco atrás la vista y verles firmar los antes citados Pactos de la Moncloa en los que firmaron…la defunción de la lucha de clases y la renuncia consiguiente a la defensa de los trabajadores. Ellos, se convirtieron desde aquel miserable día en parte integrante del estado, del estado capitalista con la excusa de la paz social, que solo fue paz para las burguesías del estado y con el ruido de sables al que decidieron someterse.

Y cuando un partido, movimiento o sindicato, renuncia a los mínimos valores del marxismo, de la dialéctica, de la lucha de clases, está renunciando a la misión histórica a la que supuestamente están llamados, que no es otra que la toma del poder, la destrucción del orden capitalista y la instauración de un nuevo orden socialista. Y a todo eso renunciaron de un plumazo (o boligrafazo) estos pájaros de cuidado, y se instalaron en el poder a golpe de subvención y barriga agradecida.

Y cuando en el estado capitalista el sindicato es parte integrante del estado, la clase obrera, esta huérfana de vanguardia en defensa de sus intereses. A todo esto han llegado estos rojillos de UGT y CCOO, y de nada nos sirven sus argumentaciones ideológicas, porque lo que es real es el estado de indefensión a la que se ven sometidos los trabajadores por parte de ellos.

En Euskal Herria, la mayoría sindical y política ha convocado una huelga general para el próximo día 21. Contra la crisis capitalista, porque no siempre lo paguemos los de siempre, porque el estado sea un estado social y deje de subvencionar a tanto chorizo con nombre de banco o inmobiliaria y como no podía ser de otra forma, se han puesto frente a los sectores populares y con la patronal.

Nos dicen que es una huelga política….argumentan que el objetivo de la huelga es ir contra el nuevo gobierno vasco y no se dan cuenta que en esta vida todo es política, incluso las carreras de Fernando Alonso y que igualmente se podría argumentar que su postura es política en defensa de ese gobierno vasco, dicho sea de paso ilegitimo y antidemocrático.

Argumento viejo eso de las huelgas políticas, ya hace años, cuando los trabajadores se movilizaban contra la dictadura fascista de Franco y en defensa de sus intereses, los sindicatos verticales venían con la cantinela de que todo aquello era política y que lo que había que hacer era concertación con el régimen, trabajar y no meterse en líos.

Curiosamente años después de tanto viaje a la nada, los sindicatos amaestrados del estado, mantiene comportamientos, de los viejos sindicatos fascistas españoles.
Y además nos hablan de concertación y dialogo, cuando años después de tanta concertación solo pueden ofrecer como resultados, las cuentas más pobres de Europa para la clase obrera del estado.

En Euskal Herria, lo tenemos claro. Son prescindibles, son parte de nuestro enemigo, son el estado, son los esquiroles….nosotros y nosotras a organizarnos, a trabajar, a luchar, a pelear a no renunciar al cielo por asalto, a la lucha de clases… a la huelga general el próximo día 21, porque no vamos a estarnos quietos que nos esquilmen mas ni nos tomen el pelo. Euskal Herria, dispone de una mayoría social y sindical que va a plantar cara a esto y va a parar el día 21. En Euskal Herria ni la lucha nacional ni la lucha de clases cesa, en Euskal Herria el único pacto que deseamos el que nos garantice nuestra soberanía económica, social y nacional.

El día 21, les mandaremos un mensaje muy claro a los gobiernos centrales y autonómicos, y es que somos más los que deseamos otro marco social. Y lo vamos a ganar!

No hay comentarios: