26 de septiembre de 2008

Otra cacicada de la Junta de Extremadura



Con motivo del Plan de Refuerzo Educativo para la Educación Secundaria Obligatoria consistente en la impartición de clases complementarias una tarde a la semana durante 9 semanas, hasta la finalización del curso académico, la Consejería de Educación estableció en su momento una retribución para los profesores de 40 euros por hora impartida. Sin embargo en el caso de los ordenanzas, aun sabiendo la necesidad de su asistencia y estando esto previsto desde el principio no se estableció ninguna cantidad concreta, y esta situación ha continuado hasta el mismo comienzo de las clases.

Ante la insistencia de los trabajadores afectados, la Consejería informó primero que se le aplicaría el Decreto sobre Indemnizaciones por Razón del Servicio, que regula los casos de dietas y desplazamientos así como la participación en tribunales selectivos y órganos de administración.

Pero ese decreto no contempla el caso específico del trabajo de los ordenanzas fuera de su horario de trabajo ordinario. Por lo tanto, seguían sin informar de la cantidad concreta que correspondería como retribución a los ordenanzas por este trabajo. Tan solo una vez empezadas las clases la Consejería de Educación ha comunicado vía correo electrónico que la retribución será de 270 euros por todo el periodo de duración del plan, es decir, 7,5 euros la hora, menos de la quinta parte de la retribución de un profesor, que obtendría unos 1.500 euros por el periodo completo.

Ante este hecho CSU – Extremadura manifiesta:

1º.- Que 7,5 euros por lo que en la práctica es una hora extraordinaria de trabajo nos parece una burla a los trabajadores a los que se les quiere aplicar.

2º.- Que la proporción de 1/5,33 con respecto a los profesores participantes en el Plan de Refuerzo Educativo es una discriminación y un agravio comparativo intolerable que ofende a la dignidad de cualquier trabajador.

3º.- Que este hecho demuestra, una vez mas, el clasismo y el profundo desprecio de algunos altos cargos de la Junta hacia los trabajadores de los niveles retributivos mas bajos.

4º.- Que la forma en que se ha desarrollado la trama es una prueba de las malas artes y la mala fe con las que suele actuar la Junta.

5º.- Que la pasividad de los “sindicatos” domésticos de la Junta demuestra una vez más su complicidad con las agresiones de esta a los trabajadores.

6º.- Que, teniendo en cuenta el carácter voluntario de la participación en el Plan de Refuerzo, creemos que ningún ordenanza debería prestarse a una humillación de carácter servil como esta.

7º.- Que en cualquier caso, el supuesto concreto que nos ocupa no está contemplado en el decreto que regula las indemnizaciones por razón del servicio por lo que su aplicación sería ilegal, y mucho menos intentar considerar como dietas lo que realmente son horas extraordinarias de trabajo.

Esta es una agresión más que se suma a otras, como la continua pérdida de poder adquisitivo, el aumento de de las diferencias de ingresos entre los grupos retributivos mas altos y los mas bajos, la pérdida de derechos adquiridos, etc. Y esta dinámica continuará si los trabajadores no asumen la necesidad de organizarse en un verdadero sindicato y defender sus intereses de forma colectiva.

CSU-Extremadura.

No hay comentarios: