19 de noviembre de 2019

FSM condena golpe imperialista y se solidariza con el pueblo boliviano



La Federación Sindical Mundial (FSM), como única expresión del movimiento sindical internacional clasista y en representación de 97 millones de trabajadores y trabajadoras en 130 países de todo el mundo, denuncia de la manera más enérgica el golpe consumado en Bolivia, contra el presidente legítimamente electo del país, Evo Morales Ayma.

Al mismo tiempo, condenamos la violencia, la represión, las detenciones y el terrorismo desatado por las fuerzas del orden contra obreros, campesinos, indígenas y mujeres que protestan contra el golpe. Denunciamos a la vez, ante la opinión pública, el papel sucio desempeñado otra vez más por los imperialistas, los EEUU y la OEA reaccionaria, al orquestar, preparar y llevar a cabo el golpe de estado.

En ese sentido, enviamos nuestra solidaridad internacionalista más absoluta con el pueblo de Bolivia, con nuestros sindicatos afiliados y la clase obrera del país que luchan por su derecho a decidir por si mismos, sin injerencias ajenas, sobre su presente y futuro.

Entonces, llamamos al pueblo y la clase obrera de Bolivia a continuar su lucha, a no arrodillarse, a no doblegarse ante las amenazas terroristas y el terrorismo paraestatal y fascista. Otra vez más se vislumbra que, para que la clase obrera se convierta en amo de su patria, ha de acabar con el sistema de explotación que genera pobreza, guerras y golpes de estado.

¡Fuerza compañeros y compañeras!

¡El movimiento sindical internacional de clase está con ustedes!

El Secretariado de la FSM

Atenas, Grecia – el 17 de noviembre 2019

Leer más...

4 de noviembre de 2019

COESPE: ANTE LAS ELECCIONES GENERALES DEL 10-N





CSU-Extremadura respalda absolutamente las reivindicaciones contempladas en el comunicado de la COESPE
 
ANTE LAS ELECCIONES GENERALES DEL 10-N

La Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, COESPE, en primer lugar, hace un llamamiento a la ciudadanía e ejercer su derecho al voto. Este derecho y los demás derechos y libertades se han conseguido con años de lucha y sacrificio, y la mejor forma de defenderlos es participando para elegir a nuestras y nuestros representantes políticos en las instituciones democráticas. La Soberanía, el poder, reside en el Pueblo.

En segundo lugar, si nuestro objetivo es la defensa y mejora del Sistema Público de Pensiones, debemos leer detenidamente los programas electorales de los partidos y comparar sus propuestas con nuestras reivindicaciones. No se hace una recomendación partidista, pues como Coordinadora no seguimos ni pertenecemos a ningún partido. El punto clave es si se apuesta por un Sistema Público de Pensiones de reparto, universal y solidario entre generaciones y territorios, que garantice unos ingresos a todas las personas para vivir con autonomía y dignamente, o se apuesta por un sistema mixto, con apoyo del Gobierno a los planes privados de pensiones, sistemas de capitalización individual, llámese “mochila austríaca”, “Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV), o cualquier otro producto financiero de planes de pensiones privados que supondría más pobreza y más desigualdad para quienes tienen salarios medios y bajos.

Así pues, recordamos algunas de nuestras reivindicaciones básicas y que nos pueden dar pistas entre la maraña de promesas que, en materia de pensiones, hacen los partidos políticos.
1
.   PENSIÓN MÍNIMA 1080 EUROS AL MES EN 14 PAGAS AL AÑO. Esta es la cuantía mínima que, según la Carta Social Europea, estipula para España a una persona que vive sola pueda tener autonomía y vivir con dignidad. También es aceptable que, a corto plazo, se iguale al Salario Mínimo Interprofesional de 900 euros.
2
.   DEROGACIÓN DE LAS LEYES DE REFORMAS DE PENSIONES DE 2011 Y 2013. Es importante que, al menos sus aspectos más negativos, sean suprimidos. Tratan de que trabajemos más, hasta los 67 años, y cobremos menos. Las formas para que cobremos menos son variadas:

a.   ÍNDICE DE REVALORIZACIÓN ANUAL. Las pensiones han de revalorizarse por Ley al Índice de Precios al Consumo, IPC, o sea, a la inflación o aumento del coste de la vida. No vale otros índices de referencia, ni congelarlas con el 0.25% de subida. A medio plazo, blindar la pensión mínima y las revalorizaciones como derecho fundamental en la Constitución.

b.   AUMENTO DE LOS AÑOS COTIZADOS. Para cobrar el 100% (de 35 años a 38 y medio) y para calcular la media de la pensión (de 15 últimos años a 25).

c.   FACTOR DE SOSTENIBILIDAD. Consiste en reducir la cuantía de las pensiones según la esperanza de vida. En ambas reformas se ha introducido. En la de 2011, del PSOE y apoyada por los sindicatos CCOO y UGT, este factor entraría en vigor en el año 2027. Y en la de 2013 del PP, hubiera comenzado este año 2019 y ahora, por nuestra presión en las calles, se ha pospuesto al año 2023.
3
.   FINANCIACIÓN DEL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES. Para garantizar unas pensiones públicas dignas y suficientes, el Estado está obligado a complementar su financiación vía impuestos, si no alcanzase con las cotizaciones sociales.  Se necesita una reforma fiscal para combatir la corrupción, el fraude y la evasión fiscal, y para una distribución justa y equitativa de la riqueza. Se necesita mejorar y planificar la inspección de trabajo para luchar contra el fraude de horas extra, los falsos autónomos y la economía sumergida. Estas medidas, junto con otras, como destopar la cotización máxima o eliminar las bonificaciones de las cotizaciones empresariales, harían sostenible y viable el Sistema Público de Pensiones.
4
.   DEROGACIÓN DE LAS REFORMAS LABORALES DE 2010 Y 2012. Nos encontramos con otras 2 reformas que han significado deterioro y precarización de los contratos de trabajo y un descenso de los sueldos. Los bajos salarios inciden directa e indirectamente en las personas pensionistas: menor entrada de dinero en la caja común de la Seguridad Social por menores cotizaciones y más ayuda que hay que prestar a hijas e hijos, nietas y nietos. Se necesita una nueva Ley Laboral que reduzca el desempleo, sobre todo el juvenil, que elimine el facilitar el despido o el despido libre, y un salario mínimo de acuerdo con lo que dice la Carta Social Europea:  el 60% del salario medio.

.   COMBATIR LA BRECHA DE GÉNERO EN SALARIOS Y PENSIONES. Una injusticia que se ha de erradicar y que viene determinada por la dependencia económica de la mujer y el papel en los cuidados familiares atribuido generalmente a las mujeres y que no las permite cotizar el tiempo y la cuantía igual que los hombres. Las pensiones más bajas, las no contributivas y las de viudedad, recaen fundamentalmente en mujeres. Pensiones de viudedad que han de ser el 100% de la base reguladora de el/la cónyuge, y no el 60% como ahora.

.   DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS, UNIVERSALES Y DE CALIDAD. Junto a la Seguridad Social, la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales, forman parte de nuestro estado del bienestar. Especial atención hemos de poner en lo que se propone para llevar a cabo, o sea financiar, la Ley de Dependencia, en todos sus aspectos de Ayuda a Domicilio, Teleasistencia, Residencias Públicas, Centros de Día, etc. y terminar con las listas de espera, 300.000 personas y 80 que fallecen al día sin obtener las ayudas a las que tenían derecho.

Estos son a grandes rasgos las cuestiones que nos interesa comprobar si los partidos se han comprometido en sus programas electorales. Este 10 de noviembre debemos votar con inteligencia, sin que nos laven el cerebro con otras cuestiones que no tienen que ver con nuestro día a día: cubrir las necesidades básicas, y el futuro para las generaciones que vienen detrás. Necesitamos un Gobierno del Pueblo y para el Pueblo.

¡NO NOS VAMOS A CANSAR!  ¡NO NOS VAMOS A RENDIR!

¡GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES PÚBLICAS SE DEFIENDEN!

A 4 de noviembre de 2019

La Comisión de Portavoces

Leer más...

16 de octubre de 2019

La marcha de trabajadores pensionistas en Madrid




Las marchas emprendidas por los pensionistas, miembros conscientes y orgullosos de la Clase Obrera, desde distintos puntos del territorio del Estado, confluyen en Madrid, donde son acogidos con entusiasmo por el pueblo.

Estos trabajadores jubilados luchan por una pensión digna y garantizada por los presupuestos generales del Estado. Una pensión que, al contrario de lo que difunden economistas prostituidos y ratas de la propaganda, son el resultado de una cotización a lo largo de toda una vida de trabajo.

Estos trabajadores son los mismos que conquistaron los derechos sociales y que hicieron todo lo posible para pararle los pies a la oligarquía y su régimen dictatorial en su propósito de liquidar los derechos sociales conquistados, entre ellos las pensiones públicas, y privatizar los servicios sociales.

Estos trabajadores, despues de una dura vida de trabajo, de luchas y sacrificios, ahora ven que con su exigua pensión en muchos casos tienen que mantener a hijos y nietos desempleados y sin subsidios. Hijos y nietos que deberían aprender del ejemplo de sus padres y abuelos y luchar organizándose y movilizándose, porque lo que está en juego no es ya la cuantía de las pensiones públicas si no su misma existencia. Deberían darse cuenta que ya, con la legislación actual, la mayoría de ellos ni siquiera tendrá derecho a pensión de jubilación...y entonces no habrá ya padres o abuelos en los que refugiarse.





Leer más...

19 de septiembre de 2019

Investidura fallida: la verdad detrás de la farsa.



Hemos asistido durante meses a un teatro politiquero, a una auténtica pantomima esperpéntica protagonizada por las distintas facciones del Régimen, especialmente entre las socialdemócratas.

Ofrecimientos y súplicas humillantes para estar en el consejo de ministros aunque fuera poco mas que como ujieres por parte de la nueva socialdemocracia que representa Podemos y rechazos y excusas ridículas, desenmascaradas una tras otra, por parte de la socialdemocracia derechista y reaccionaria que se autodenomina PSOE, la cual, al final lanzaría patéticos llamamientos al resto de facciones derechistas para que les dejaran gobernar.

Pero ¿qué es lo que hay detrás de todo este circo y del hecho de que no haya sido posible un gobierno de las socialdemocracias? Nosotros sabemos que una cosa es el gobierno y otra el Poder. El Poder está en manos de la oligarquía, de los grandes capitalistas y el gobierno no es sino el administrador de sus negocios e intereses. Y aquí está la clave de la cuestión.
Ellos saben que pueden confiar plenamente en el llamado PSOE, su historial lo avala. A lo largo de sus mas de 23 años de gobierno, esta facción ha servido fielmente los intereses de la oligarquía y se ha destacado por la actuación contra los trabajadores. Un breve resumen de sus “hazañas”:
  • - Desmantelamiento del tejido industrial y parte de los cultivos sociales para cumplir las exigencias para la entrada en la Unión Europea. Solo las multinacionales como Repsol, Telefónica o la banca se beneficiaron de la inclusión de España en la UE.
  • - Integración fraudulenta de España en el brazo armado de las multinacionales, la OTAN.
  • - Mantenimiento de las bases norteamericanas en España.
  • - Creación de los GAL: 27 asesinatos, torturas y secuestros.
  • - Colaboración con los franquistas en el encubrimiento del genocidio de clase perpetrado por este durante 40 años.
  • - Aceptación del concordato con la iglesia católica por el que se e trasvasan a esta secta ultraderechista unos 11.000 millones de euros anuales del herario público.
  • - Abren la puerta a la privatización de la sanidad con la aprobación, junto al PP, de la ley 15/1997.
  • - Inician la privatización masiva de grandes empresas públicas.
  • - Reforma laboral de 2010  por la que se reducen las indemnizaciones por despido de 45 días a 33. Se introduce el despido por causas económicas. Los empresarios podrán despedir a trabajadores si "prevén" pérdidas económicas con solo 20 días de indemnización. - La empresa puede modificar UNILATERALMENTE las condiciones de trabajo.
  • - Elevan la edad de jubilación a los 67 años.
  • - Le entregan a la banca alrededor de 50.000 millones de euros de dinero público y avales por 200.000 millones.
  • - Para contribuir a este desembolso le sustraen a los empleados públicos el 5% de su salario.
  • - Aprueban, junto a sus socios del PP, la reforma del artículo 135 de la constitución por el que prioriza el pago de la deuda pública ilegítima sobre los gastos sociales.

A este “ejemplar” historial hay que añadir su prostitución política a la clase dominante mediante el pago de dádivas en forma de acceso a consejos de administración de grandes empresas de exgobernantes en pago a sus servicios prestados y a la corrupción generalizada a todos los niveles.

La otra facción socialdemócrata, Podemos, fue creada como repuesto del PSOE en un momento en que el afloramiento de escandalosos casos de corrupción amenazaban la hegemonía compartida de este en esa dictadura perfecta consistente en la alternancia de gestores en el gobierno de esos intereses de la oligarquía. Como socialdemócratas que son, no suponen ningún peligro para el sistema social ni para el régimen político que lo sustenta.

Aunque sabemos por experiencia histórica que la socialdemocracia cuando accede al gobierno se pone total y rápidamente al servicio de los ricos (ahí está el caso reciente de Syriza en Grecia), en la coyuntura actual mantiene una posición reformista.
La clave de que no haya sido posible este gobierno de coalición socialdemócrata es que la oligarquía ha dado instrucciones claras y terminantes, de las que hay varias manifestaciones públicas, de que no consentirían un gobierno con la socialdemocracia reformista que representa Podemos.

Y no lo permiten porque no están dispuestos a dar ni el más mínimo paso atrás en sus avances contra los trabajadores, en el nivel de explotación y de supresión de derechos sociales alcanzados. No están dispuestos a permitir ni la leve modificación de la última reforma laboral o de la llamada “ley mordaza” que plantearía Podemos de cara a su militancia y electorado. Tampoco la posibilidad de retrotraer la edad de jubilación a los 65 años, etc.

Nunca hubo la mas mínima intención de aceptar ni un gobierno de coalición ni de aplicar un programa social reformista por parte del PSOE.
La oligarquía no solo no está dispuesta ceder ni un ápice de sus conquistas frente a los trabajadores si no que, ante el nuevo ciclo recesivo que se avecina, seguirán adelante con su agenda de sobrexplotación directa e indirecta de los trabajadores. 

De manera inmediata está la aplicación de ese artículo 135, cuya entrada en vigor está prevista para 2020, el negocio de la privatización de servicios públicos como la sanidad o la educación, de las pensiones y la reducción aun mas de los costes por indemnización por despido, con la introducción de la llamada “mochila austriaca”, consistente básicamente en que sea el trabajador el que se pague su propia indemnización.

Saben que están en condiciones óptimas para culminar su ofensiva social. Saben que los trabajadores están en una situación de indefensión, desarmados ideológicamente, con un bajísimo nivel de conciencia de clase, y desorganizados sindical y políticamente, con una llamada “izquierda alternativa”, infectada hasta la médula de posmodernismo burgués, que induce a sus militantes a perder el tiempo con acciones estériles de tipo seudo feminista, animalista, etc., o entregados en cuerpo y alma al oportunismo electoralista y que han abandonado absolutamente desde hace muchos años la militancia en el Movimiento Obrero, renunciando a organizar a los trabajadores y defender sus intereses de clase.

En este país los derechos sociales y la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores se conquistaron mediante la lucha sindical y política en los centros de trabajo, incluso fuera de la legalidad. Se conquistaron organizando a los trabajadores en el Sindicalismo de Clase, no con pantomimas electorales controladas por la burguesía.

Que nadie se llame a engaño, una cosa es absolutamente segura: O los trabajadores se organizan en el Sindicalismo de Clase creando una poderosa estructura de ámbito estatal o la continuidad en el deterioro de sus condiciones de vida, la reducción de derechos sociales y el aumento de la explotación están garantizados.

José Luis Gómez (CSU-Extremadura)
Leer más...

16 de septiembre de 2019

La siniestra realidad en el campo

La realidad en el campo. No se trata solo de los trabajadores inmigrantes. Tampoco de una determinada región geográfica o política. Es la realidad que sufren todos los trabajadores del campo en todo el territorio de España.

Incumplimiento por parte de los patronos de cualquier legislación, ya de por sí bastante desfavorable para los jornaleros, salarios por debajo del SMI, jornadas por encima de la máxima legal. Solo se certifican una mínima parte de las jornadas reales. Toda una legislación al servicio de la sobreexplotación de los trabajadores y que facilita de manera consciente el fraude fiscal y a la seguridad social. Una constatación más de que en este sistema los gobiernos, parlamentos y juzgados estan al servicio de los explotadores. Solo hay una salida: LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN EL SINDICALISMO DE CLASE.


Leer más...

20 de junio de 2019

Intervención de Quim Boix anta la OIT

Leer más...

9 de julio de 2018

REUNIÓN DE LOS SINDICATOS AFILIADOS A LA FSM EN EL ESTADO ESPAÑOL



 Compartimos el comunicado de los compañeros del FSOC sobre la próxima reunión de los sindicatos afiliados a la FSM y próximos que desde CSU-Extremadura suscribimos absolutamente

El próximo día 10 de Julio, se celebra en Madrid una importante reunión convocada por el Secretariado de la FSM, presidida por el Secretario General, el compañero George Mavrikos.

Después de algún tiempo de conversaciones y encuentros entorno a la posibilidad de dar forma a una realidad unitaria del movimiento sindical, esta reunión tratará de impulsar el reagrupamiento del movimiento sindical de clase en el estado español.

El FSOC, representado por su Secretario General, llevará a esta reunión nuestras posiciones respecto a la iniciativa unitaria, y la necesidad de fortalecer el sindicalismo de clase frente al oportunismo que representa CC.OO y UGT.

Es sobradamente conocido que el FSOC ha mantenido durante años, esta necesidad de reagrupamiento sindical. Esta cuestión ya ha sido planteada por nuestro Secretario General en diferentes ocasiones, a diferentes miembros dirigentes del movimiento sindical en el conjunto de pueblos del estado español, tanto en reuniones formales, como en conversaciones personales.

La unidad sindical, es un principio fundamental de nuestra organización desde el mismo momento de su fundación. Por lo que a esta reunión le otorgamos el máximo interés y ponemos en ella toda nuestra capacidad y disposición.

Sabemos que no será fácil y que nos encontraremos con dificultades en este camino, pero entendemos que ya es un éxito en si mismo, el que se pueda celebrar y que podamos reflexionar sobre la unidad del movimiento sindical.

Aún es pronto, como se entenderá, pero si logramos unificar en una Federación Sindical a los diferentes sindicatos del estado, se abrirá una importantísima expectativa, que podría empezar a poner fin a la hegemonía sindical de CC.OO y UGT.


Leer más...